Julio, amargado por su nominación