Letizia regresa a Madrid y el Príncipe Felipe se queda en Mallorca con sus hijas