Manuel Vilaseró, periodista: “Para la familia es un consuelo que Gabriel no sufriera”