Muchas familias españolas no tienen dinero para comer