Mujeres de los Jordis: “Son dos cabezas de turco”