Ostos, preocupado por Ortega