Paco Marsó, ingresado y muy grave