Según Paloma Barrientos, no hay buena sintonía entre el Rey y el Príncipe Felipe