Paulina Rubio y Colate, en crisis