Pedro Sánchez defiende el catalán y critica el adoctrinamiento independentista