La bajada de sueldos, primera condición de Podemos para pactar