Primera entrevista del dueño de la finca de Totalán: “No quiero nada malo para el pocero ni para mí”