Puigdemont despide el 2017 en Transilvania: “Ahora va a ser el Conde Drácula”