Punta Ballena: la calle del turismo de desfase y las peleas