Rajoy se defiende atacando: "Es pintoresca su obsesión de condenar a mi formación política"