Realizamos la misma ruta por el Estrecho que los helicópteros de los narcos