9 gafas en San Sebastián y unas en Sevilla, así se ejecutan los robos de los miembros de La Manada