Sánchez acorta distancias con Cataluña y ofrece "libertad para hablar"