Tensión en la llegada del presunto asesino de Laia al registro del piso de Vilanova