Trapote, feliz con Víctor