Utrera, un pueblo muy particular