Un amigo de Vargas Llosa: “Mario es desconcertante en sus estallidos amorosos”