Los afectados por la caída del Banco Popular: 300.000 accionistas y 4,6 millones de clientes