Ana Rosa, tras los pasos de Imelda Marcos