Ancianos y enfermos atrapados en un edificio de 11 plantas por el sabotaje en los ascensores