2018, año de cambios… ¿También en lo climático?