Arruinado a los 10 años: Con dos años Antonio se quedó sin padre y una deuda de 31.000€