Un espejo del ascensor pudo desencadenar el accidente en el que fallecieron dos jóvenes