Así fue el viaje que Pedro Nieva hizo con el intermediario y uno de los sicarios