Los investigadores creen que los asesinos de Ardines utilizaron este coche para transportar las vallas