El compañero de calabozo del presunto asesino de Laia: "No paraba de ir al médico y pedir tabaco"