Uno de los asesinos de Sandra Palo vive en libertad y sin hacer nada para la reinserción