Aznar vuelve a la sede del PP tras años de agravios y desaires mutuos