La Barceloneta, el nuevo Magaluf: "Todo está permitido, es como una 'ciudad sin ley"