El secretario belga que ofreció asilo a Puigdemont se lo negó a una familia siria