La situación de la bolsa española se suaviza y comienza a subir tras el compromiso de Sánchez de mantener los presupuestos