El dueño de la Bruixa d'Or: "No quiero que nadie me eche de Cataluña porque me siento muy catalán"