El cambio de Gobierno afecta a más de 6.000 personas entre altos cargos y asesores