Los caminos de Urdangarin: la prisión inmediata, el recurso al Constitucional y el indulto