Un colegio de Sevilla, con una media de seis lipotimias al día y a 33 grados dentro de clase