Los Príncipes y sus hijas cambian el Náutico por la Granja para su posado estival