El abogado de Urdangarin cree que se está siendo muy duro con los Duques de Palma