Álex González, enamorado de su entrenadora personal