Amador, tranquilo y relajado pese al ingreso de Rosa