Los Duques de Palma vuelven a la rutina en Ginebra