El Ayuntamiento de Barcelona no puede justificar el pago de 8 millones de euros a Corinna para organizar los Premios Laureus