Archivan la querella que Borja interpuso a su madre por la apropiación de dos cuadros que le había legado el Barón