Chabelita y Alberto, cruce de miradas y tonteo en la noche sevillana