Chabelita y Alejandro, al borde de la ruptura, según Beatriz Cortázar