Colate, ¿arruinado?